Testimonio de un sacerdote sirio que fue secuestrado por el estado islámico pero que pudo ser liberado. En el tiempo de su cautiverio no dudó en seguir fiel a Cristo.

 

 
 

 

24 de noviembre en la parroquia de Santa María de Caná (Pozuelo de Alarcón)

Es un testimonio muy impactante.